EL PODER DE BENDECIR


BENDECIR es hablar bien, y esto tiene un poder ilimitado en cuento al mundo en que vives.
En el transcurso de la historia humana se ha hablado de este fenómeno cuántico de la bendición y la maldición, si, ambas cosas tienen poder, si maldices también afectara a tu mundo.
Hoy te propongo un ejercicio: dedicar unos minutos en hablar bien de las personas que te rodean, puedes hablar bien de tus hijos, pareja, padres, parientes, amigos, vecinos, compañeros de trabajo, jefes, políticos o de quien se te ocurra. Hablar bien es nombrar cualidades y virtudes, hablarlas en voz alta y si es posible decirlas a otras personas.
Estas palabras emitidas al universo ejercen un poder cuántico que modificará tu mundo y de quienes te rodean.
Qué cosas buenas ves en todos ellos?
Qué cualidades y virtudes?
Vamos!!! A nombrar una tras otra, bendice tu vida y tu mundo y veras los resultados.
También lo veras si maldices, es decir: si hablas mal de otros o de ti mismo.
Por ello es mejor hablar bien de uno mismo y de los demás.
Bendecir es lo contrario a criticar.
Bendecir es pensar, decir y actuar en benevolencia.

2 comentarios en “EL PODER DE BENDECIR”

  1. Gracias gracias gracias..infinitas gracias a vos y tu equipo.sos honesto..generoso..perseverante.. agradable..lindo..limpito.. jaja..bendigo tu vida..tu trabajo… tu entrega..

  2. Patricia Stefani

    Gracias por estos tips para vivir mejor. Gracias a todos. La palabra es el vehículo del pensamiento y gracias a estas enseñanzas, los míos se están modificando. GRACIAS

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: