La sociedad, la política y las Neurociencias

Comerse las semillas o plantar un árbol?

Lo primero a considerar son las conocidas tres áreas del cerebro: la primitiva, la emocional y la intelectual, como debes suponer, el cerebro primitivo es el reptiliano y más antiguo, es útil para la supervivencia, sin embargo, posee información tan antigua qué en ciertos casos son ilógicas e incoherentes.
Luego el área límbica emocional, muy ligada al cerebro primitivo, es el motor que nos mueve a la acción para sobrevivir.
El área del neocortex o corteza cerebral nos ha impulsado a la evolución de la especie, con su lóbulo frontal y su capacidad de proyección y prever el futuro.

Ahora vamos a la reflexión

El Ser humano a evolucionado por su uso del lóbulo frontal, la visión de futuro y planificación por el bien mayor, si por el contrario, hubiésemos seguido utilizando el cerebro primitivo emocional, estaríamos solo pensando en el presente, comiéndonos las semillas, sin pensar en las próximas generaciones.

Para las decisiones de trabajo, financiero, de pareja o de política, hemos de pensar como homo sapiens sapiens, es decir, humano que piensa que piensa.

Quien tome decisiones desde el cerebro primitivo emocional, lo hará desde el pensamiento egoísta y de la ganancia inmediata y personal, quien actúe desde el área del cerebro que nos lleva a evolucionar, neocortex, lo hará pensando en el bien mayor y grupal, con visión de futuro y lejos de egoísmo personal e inmediato.

Los invito a sembrar las semillas propias y que en un futuro, muchos cosechen los frutos de nuestra visión.

David Hosting

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: