Proyecto sentido

Un cuento para compartir el fin de semana, abracito

Le dicen: proyecto sentido

Norita no sabía todo lo que cargaba de sus antepasados hasta que escuchó a aquel hombre diciendo que muchas de nuestras creencias no son propias sino de nuestros ancestros y se conoce como “proyecto sentido”.

Toda su vida había sentido que su madre no la quería, hasta había pensado que era adoptada, por la evidente diferencia que hacía su progenitora con su hermana. Y escuchando atentamente a aquel hombre que decía que ese sentimiento podría ser…porque su madre ansiaba un niño en lugar de una niña, y esa emoción quedó grabada en el feto como un rechazo en su inconsciente.

Juntó toda su valentía, las palabras adecuadas y dulces que conocía para presentarse frente a su madre y preguntarle. Y ella confirmó que así fue, había esperado un niño porque ya tenía una niña…increíblemente Norita hizo “click” se sintió aliviada, aceptada, libre del “proyecto sentido” que le había legado su madre y que al hablarlo ahora comprendía.

Necesitamos oír lo que nuestro inconsciente expresa. ¿Y cómo lo hace?, no nos manda ningún mail, ni siquiera una carta, no nos dejará un mensaje en el celular ni en el teléfono…el cuerpo recibe la señal y se enferma. Punto y aparte, es así de simple y directo. Cuando no estamos en coherencia con lo que pensamos, sentimos y actuamos, la célula no razona por sí sola, recibe una emoción y puff reacciona…sin juicios lo lleva a algún órgano.

Si no soy coherente en esos tres sentires, la célula recibe información mal codificada y eso generará una desarmonía interior que llamamos enfermedad. Tomar consciencia de a sorbitos es necesario para despertar y liberar al clan familiar de tanta creencia. Su madre también decía continuamente: “La vida es dura y todo cuesta”, esta no es mi creencia pensó Norita porque la vida es placentera y el universo tiene abundancia para todos.

Cuantos errores guardados en el inconsciente, cuantos esquemas son de nuestros padres, abuelos, que no nos pertenecen. Y uno conscientemente niega, porque negar es siempre más fácil que indagar una verdad. Y como creamos con nuestros pensamientos estoy dispuesta- se dijo Norita- a crear mis propias creencias y comenzar a estar atenta…para disfrutar al fin mi preciosa vida.

Adri Delfini.

Deja un comentario