Realidades

El mundo ilusorio de la realidad subjetiva, no es que no exista por ser una ilusión, ni por ser subjetiva.
Existe y crea universos paralelos, cada uno vive en un universo paralelo, en tiempos diferentes, en etapas distintas.
Algunos nos encontramos en universos muy semejantes, otros en algún cruce momentáneo.
Es por ellos que hay relaciones que solo se unen en pocos fragmentos del tiempo y del espacio.
Bendigamos cada encuentro de almas.
Solemos llegar a puntos de despertar en que en nuestro camino hay portales de cambios de universo. Como esos tiempos de visagra, de cambios de vida.
Al pasar por los portales, los recuerdos del mundo que dejamos solo quedan en sueños o dejavues.
Nosotros nos encontramos por un tiempo en esta ilusión, quizá vengamos de alguna otra realidad que solo se encuentra en la memoria del alma.
Mapas similares, mundos parecidos, pero aún así siguen siendo vagamente diferentes uno del otro, por ello mismo, solo caminemos por algún pasaje similar con un otro, del resto no discutamos, solo podemos escuchar qué tan interesante es el universo de ese otro.
Y aprender.
Y recordar.
Amar.
Apasionadamente amar.

Despertar es encontrarnos a nosotros mismos en todos los recorridos de nuestros universos cambiantes.

Amarnos es reconocer que nuestro camino es solo nuestro.
Los encuentros son solo encuentros.

Puede que los universos sean solo una sola ilusión de un Solo Observador entre otros Observadores que sueñan en infinitos universos. Y todos esos solo se creen separados dentro de su propia ilusión.

En fin, nos encontramos en un punto entre millones de cruces de este universo de cuerdas… Millones y millones de cruces, (como aquel simbolo de salvación) el entrelazamiento es un fenómeno Cuántico, que es mágico para nosotros.

Por lo tanto… Una sola palabra.

GRACIAS POR NUESTRO ENCUENTRO.

David Hosting

A %d blogueros les gusta esto: