Reflexiona.


Piensa, siente, reflexiona.
Considera tus pasos.
Guarda tu corazón de esos pensamientos que son como semillas del mal.
Respeta y ama a tu prójimo.
No hagas tantas promesas, y las que hagas, cumplelas.
Controla tus pensamientos, que sean benevolentes.
Sé feliz y haz feliz a quienes te rodean.

11 comentarios en “Reflexiona.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *