Te das cuenta?

Una sucesiva secuencia de acciones.

Un repetir siempre lo mismo…

Mismas reacciones ante ciertas situaciones.

Mismas emociones que buscan justificarse.

Siempre el mismo entorno que nos producen los mismos pensamientos.

Y así… Hasta cuando?

Cuando nos damos cuenta y no queremos seguir así, queremos vivir, queremos decidir, queremos pintar otro cuadro, escribir otro guión, queremos cantar otra música.

Cuando nos damos cuenta que estamos programado a la repetición perpetua es cuando podemos frenar y empezar a reprogramarnos.

Pero como nos solemos identificar con esa programación, querer cambiar es dejar de ser ese “yo” y ser “otro”. Sin embargo, no somos otro, somos nosotros con capacidad de vivir nuestra vida, de decidir y de tomar el volante de nuestro vehículo.

Te das cuenta?

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: